escritoresporciudadjuarez@hotmail.com

dirección de contacto: escritoresporciudadjuarez@hotmail.es

martes, 1 de octubre de 2013

CIUDAD OBREGÓN, Sonora, México 2013



  
MARA ROMERO

II FESTIVAL POR LA PAZ, CD. OBREGON SONORA, DENTRO DEL MARCO DEL 
3er Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez

28 septiembre 2013: La poesía y la música acuartelaron el espacio del auditorio de la Universidad Tec Milenio, Sede del II FESTIVAL POR LA PAZ, organizado por Escritores de Cajeme, en coordinación con la Dirección de Cultura; de Huatabampo, Hermosillo, Álamos llegaron a Cd. Obregón más de 70 poetas narradores, performeros, trovadores, se sumaron a este proyecto…celebramos esta fiesta, dentro del Marco del III Encuentro de Escritores por Cd. Juárez donde más de 13 países en el mundo también disparaban versos de Palabras, si! de palabras como misiles! de palabras como ráfagas!, de palabras como flechazos! la respuesta de los artistas fue contundente: estas son nuestras armas, LAS PALABRAS y vamos atacar: se dijo.

Yo tan siempre turbulenta bailaba con mi sombrero azul entre el retumbo de los versos, daba miedo del gusto, y con esta viada fosforescente varios poetas brincamos los muros de la Cárcel de Mujeres y hasta ahí llegamos, todos sabíamos nuestra misión ese día, todos luchábamos, pedimos rogábamos por un mundo mejor….

Dio la bienvenida nuestro presidente de Escritores de Cajeme y alma de este proyecto, el poeta mayor de Sonora, Juan Manz, para ceder la palabra a Becker García Director de Cultura, en representación de nuestro presidente Municipal, Rogelio Díaz Brown; Becker llego como relámpago a dar la salida a los versos, conoce el oficio…y vaya que lo conoce bien; en nuestra mesa la poeta Clara Luz Montoya presidenta del Colectivo Internacional Cautivos por la letras, al que pertenezco representando a Cajeme; Juan Diego González uno de los principales Pilares de Escritores de Cajeme; María Elena Moreno, directora del la Peña Cultural que también abrazo este proyecto…así como representantes del Tec milenio, quien por segundo año nos da la bienvenida, leímos LAS PALABRAS DE LOS ESCRITORES DE CD. JUAREZ que ya es un manifiesto, y la bella voz de Conchita Kenani aderezo el momento y lo hiso mas mágico, y es que Conchita es una hechicera buena.

El poeta Martin Mariscal nos dio toques eléctricos con su Cortometraje “Silencio” la violencia, la indiferencia, la cruda visión de un joven, nos dejo mudos, y en “ Silencio” ; para pasar a la primera de lectura del día, y fueron los poetas ya reconocidos Camila Serrano, Sandra Mortis, Abdul Machi, Jesús E. Noriega; Denso 1, Claudia G. Chávez los encargados de hacer los primeros disparos, para darle Paso a Agustín Flores Acuña “el Caldito” guerrero trovador de voz fuerte a quien todos queremos mucho, al mismos Tiempo las coordenadas se ampliaban y llegábamos Christel Álvarez, Clara Luz Montoya, Eduardo Navarro, Alaric Gutiérrez; Sylvia Manríquez, Guadalupe Gálvez y yo, al Cereso femenil, “día de visita” , entre ropa tendida, el llanto de bebes que extrañan los pechos de sus madres, las reclusas nos miraban asombradas…traíamos el espirito desfondado, veníamos picudas con la palabra y frente a nosotras, como templarias listas al ataque nuestras alumnas del Taller de autobiografía que nos siguieron la Corrida, y es que ellas ya están en el oficio de locura, y por esos no dudó “Doña Nena”, quien acababa de salir del aislamiento, de aventar sus balas…nos dijo del poema, donde “solo ver llover” puede ser un milagro entre muros; aun así todas ellas agradecidas, saben cuánto las queremos, y es que ellas esperaban con gusto a la escritora Sylvia Manríquez, quien nos visitaba desde Hermosillo, les contaba de su Mini libro “Mujer en piezas” que forma parte de la pequeña biblioteca que hemos formado para ellas y que es uno de los libros más leídos dentro del grupo; después de una hora seguimos la pista dentro del tec Milenio donde Cristina Sainz Sotomayor y Bethiém Salmerón dieron su nota…la poseía y las cuerdas…madre e hija, acorde y verso bello; paso la mesa de la siempre bella Chistel Álvarez, con 8 meses y medio de embarazo, la más fiera de las promotoras culturales que conozco, siempre empujándonos, contagiándonos con su espíritu para que lleguemos con nuestro trabajo a las minorías, Silvia Teresa Manríquez, Jorge Issac Guevara, Bethién Salomón, Aneth Marín, y Conchita Kenani, todos aportando una parte de ellos; esa parte buena que siempre buscamos, es que todos tenemos y muchas veces olvidamos, esa que Juárez y todo México, y todo el mundo necesita sacar a flote, algo frio se sentía en el ambiente, los poetas iban y venían, la tirada era larga, un maratón donde había versos rotos, donde la muerte era pintada como domadora de almas, donde la voz de un cuervo suele ser normal, textos de vidas alteradas, ciudades con soles que no dan calor, se escuchaban gritos…poemas que parecían resonancias de dolores viejos…”cuentos que le pedían cuentas a Dios”, y todos seguíamos ahí acuartelados…no había tregua

Dick Campos, Guadalupe Gálvez, Irma Lorena Sanabia, Clara Luz Montoya, Alaric Gutiérrez; Blanca Aragón Febles y Rafael Mateo Pérez salieron al quite con sus versos, había de todo también, todos los tonos, todos los colores, historias que hay veces piensas que somos nosotros mismos los protagonistas y te da miedo, poemas que te abren el corazón para dejar pasar luz, y hasta risas de personajes de los que está lleno el mundo y sin embargo parecemos nunca ver, hasta que nos los describen en versos. Siguió la siempre hermosa e inteligente Meztly Estrada con su efímero dijo, pero espectacular performance, Meztly tiene 100 caras y todas me gustan mucho, y Manuel Castillo “el Torrente” siempre todo Meño le pones luz a la voz, y esa luz dibuja el nombre que queremos… Cristian Adictos inauguró en su vida “la lectura”, entra reciente a este camino sin ventanas, tan joven que mortifica, tan parecido al que extrañamos tanto…tan bienvenido al Club, ya era de tarde, y cerraba la mesa de Víctor Flint, otro que busca la esperanza sin miedo de estrellarse en su propio muro, Gloria del Yaqui, siempre Gloria siempre querida, Ismael Serna, mi poeta joven preferido, la querida novelista Primavera Encinas, Juan Diego González, “juandieguito” certeza que vamos bien en es este negocio, y Juan Manz…haaa! palabras las del dijimos todos Manz, tan perfecto, tan poeta…Tan Manz, por algo es el Timón.

Entonces subió al ring El trovador Cesar Sarabia, fregón! Dijeron todos, además de encantador dije yo, y de pronto, Un voz feroz nos sacudió, el Denso 1 trajo sus “Fantasmas” su voz joven es de anciano, el poeta tiene en el alma un laberinto y sabe que no es “Teseo”, el Denso tira los versos y la voz de una bella Tania Polanco le hacen coro, y entonces parece que mil vidrios nos lastiman la cara; después platica con nosotros Patricia Laurent llegada de Monterrey regalo de Conaculta para este festejo, la Paty estaba ya metida en el negocio de los poetas, se instalo como en casa, y de una manera breve retrato las máscaras que nos ponemos seguido aquellos que escribimos; le Toco a Héctor Avalos, “el Dickens mayor”, dejo muy claro lo bien que se lleva con la música; llego Elia Casillas, y ya sabemos que pasa cuando llega, pintada de muerte entro en procesión y en su poema oración le recordó a Dios que tiene que abrir más grandes los ojos, Elia sabe el idioma de los muertos desvelados porque nunca duerme, y estoy segura que ellos le contaron todo lo que nos dijo, cerramos la jornada, veía en las caras de todos una gran satisfacción, “Si podemos escucharnos, los caídos también pueden dije; y es que la edad nos Silva los sueños truncados, pero este día todos sin importar, Soñamos que este mundo puede ser mejor, hablamos por los muertos que no pueden cruzar, de las que aún duermen en el desierto sin que podamos ver por ellas, de ese parentesco de la resignación con la oscuridad, de las voces de los muertos que también mienten…y entonces yo pensé..Algo bueno tiene que salir de esto, (entre un sollozo, y un suspiro) pensé: se que un día Dios fue igualito a mí, así que tiene que entender.







JUÁREZ, EL ESPEJO DE LA MUERTE….

Perla Julieta Ortiz Murray.

24 de Junio de 2013.

Hay veces en que el cuerpo me sobra, en que la muerte
me puebla, aunque yo siga de pie, quizás hablando.
Empero sé que estoy profundamente muerto,
que la palabra es lápida sobre mi forma, puesta.

(Fragmento del Poema “Espejo de la Muerte” del Juan Liscano).


De Ciudad Juárez se han dicho muchas cosas, casi todas ciertas: que junto con su homóloga El Paso, Texas, constituye la mancha urbano-fronteriza más grande del mundo, cierto; que su movimiento cultural es muy pobre por ser una ciudad compuesta en su mayor parte por migrantes, falso –cuenta con dos orquestas sinfónicas, una compañía de ballet clásico, diez museos, diecisiete universidades y galerías y centros culturales de muy diversa índole- ¿qué es el hogar de las chelas y la carne asada? falso –en eso Obregón se los lleva de calle, con todo y ser más pequeña- ¿la ciudad donde las pizzas llegan más rápido que la policía? cierto, ¿la frontera más violenta del mundo?….También cierto. Asiento de una misión española en sus inicios, las mafias sentaron sus reales en ella recién iniciada la década de los cuarentas del pasado siglo, cuando en México se permitió el cultivo de la amapola para surtir de morfina y heroína a los combatientes norteamericanos de la Segunda Guerra Mundial, Juárez es hoy un crisol cultural, quizás el mayor en el norte del país, con todos los problemas de integración que esto supone. La guerra terminó, pero no así la avidez por las ganancias dejadas por el narco. De entonces a la fecha, han corrido no solo los años, sino también la sangre y ya no solo la de quienes –en razón de sus ocupaciones- se ven envueltos directamente, como delincuentes y policías, sino la de inocentes que se atraviesan, o –nueva modalidad- la de quienes quieren limpiarse en centros de rehabilitación:
Murió Alí Chumacero
mi casa se moja
en Juárez catorce chicos murieron anoche
y trece más en Tijuana su camino siguieron….
se moja mi alma
arden las balas
por sangre inocente vaciada….
Era 1993 –el salinato estaba en su apogeo- cuando los mexicanos comenzamos a enterarnos de una de las más grandes aberraciones cometidas en nuestro suelo: los crímenes brutales de más de cuatrocientas mujeres (eso según cifras oficiales, porque las no oficiales afirman ser más de seiscientos) en Cd. Juárez, el industrializado paso de migrantes en la frontera con los Estados Unidos (de ahí su antiguo nombre de “Paso del Norte”). El holocausto tomó pronto nuevos y aun más sombríos tintes: el sepia oxidado de la sangre seca, se tornó en un fresco rojo rubí, sí, el de Rubí Freyre Escobedo, el más emblemático de los casos –por su notoriedad en las redes sociales- de una tristemente nueva etapa de este martirologio criminal: El del exterminio de las madres que buscaban a sus hijas desaparecidas y exigían justicia para ellas: Marisela Escobedo fue ultimada a tiros a la entrada del Palacio de Gobierno de Chihuahua, el 16 de diciembre de dos mil diez, cuando se encontraba a punto de iniciar un día más de protesta por el feminicidio de su hija, ocurrido dos años antes.
Mi casa se moja
-y el plomero que no llega-
mientras el cielo reclama
y reclama
y reclama
y reclama…..
por almas por el diablo enviadas…..
Feminicidio”…término espeluznante que de entonces a la fecha pasó a formar parte de nuestro vocabulario habitual y al que -por si fuera poco- se encadenaron otros: osamentas, torturas, violaciones…. el lenguaje del horror había llegado para quedarse. Nunca como hasta entonces las finas manos de la muerte cortaron los hilos de la vida con tan escrupulosa precisión: los de las jóvenes féminas eran los de sedería más rica, los de más brillante fulgor…y sus favoritos para tronchar. En eso, las veinteañeras de barrios como Tierra Suelta, Salvarcar, Barrio Alto, Revolución, Linda Vista, El Chamizal, Azteca y La Anapra, tuvieron las de ganar. Entonces, como ahora, nadie sabe, nadie supo…

Paso del Norte,
qué lejos te vas quedando.
Tus divisiones
de mi se están alejando…
Escuchando el viejo corrido en versión de Antonio Aguilar, la canija cortaba sin distingo las vidas de madres, hijas, hermanas, novias y esposas de alguien. En la cruenta labor importaba solo que fueran mujeres. Desde entonces, fiscalías especiales y comisiones de la verdad han ido y venido sin casi ningún resultado y digo casi, porque como toda regla, esta también tiene una excepción, en este caso llamada “Campo algodonero”. en alusión al nombre de un paraje donde en noviembre de 2001 fueron hallados los cuerpos mutilados y con evidencias de fuerte ataque sexual, de ocho mujeres. Los familiares de tres de ellas (una adulta y dos menores de edad), elevaron su demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la CIDH, instancia que condenó a México al cumplimiento de una serie de medidas resumidas en cinco puntos sustanciales:

  1. Identificar, procesar y sancionar a los responsables materiales e intelectuales de la desaparición, maltratos y privación de la vida de las jóvenes Claudia Yvette González de veinte años, Esmeralda Herrera, de quince y Laura Berenice Ramos de diecisiete.

  1. Investigar a los funcionarios que fueron encontrados culpables del mal manejo de los cuerpos, de emitir comentarios obscenos sobre las víctimas, del hostigamiento sufrido por sus familiares y de alterar las investigaciones y las pruebas encontradas in situ.

  1. Realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional por parte del Estado Mexicano en memoria de Claudia, Esmeralda y Laura.

  1. Levantar un monumento en memoria de las mujeres víctimas de homicidio por razones de género en Ciudad Juárez, entre ellas las víctimas de este caso, como forma de dignificarlas y como recuerdo del contexto de violencia que padecieron y que el Estado se compromete a evitar en el futuro y por último:

  1. Generar las condiciones sociales y de impartición de Justicia necesarias para investigar todos los delitos que se relacionen con desapariciones, violencia sexual y homicidios de mujeres, contempladas en todos los protocolos suscritos por México.

Los pobres de mis hermanos
de mi se están acordando
Ay cruel destino,
para ponerse a llorar…

Hasta el momento, de la primera condición, solo se ha cumplido con detener a tres personas, una de las cuales murió en prisión en circunstancias sospechosas, otro fue declarado inocente y el tercero aun enfrenta proceso. En cuanto a la segunda, algunos de los funcionarios señalados en la demanda inicial solo han sido destituidos de sus cargos. La tercera condición no se ha cumplido y de la cuarta, que es el monumento, solo se ha colocado la primera piedra. De la quinta, mejor ni hablar…..
Se mira en el espejo… Hirsuta, hurga en su rostro la verdad de sus arrugas, que no encuentra (yo quiero uno de ésos) Le lastiman sus ropas, desprendiéndose a jirones acaso por la acción vehemente de la arena del desierto. Del cristal sale un humo denso, oloroso a copal y al húmedo amargor de la sangre. Observa con detalle sus manos descarnadas y –de súbito- lo comprende todo: la superficie que la refleja no es otra sino el negro espejo de Tezcatlipoca, Señor de la muerte y ella entonces es Susana, es Marcela, es Olga, Inés, Blanca, Martina, Cecilia, Jennifer, Catalina, es, ….. es….. es…..¡es todas las muertas de Juárez!”

Fuentes:
Valdés Leal, Felipe. Paso del Norte. http://es.wikipedia.org/wiki/Que_seas_muy_feliz











1 comentario: